Hace unas entradas atrás les hablaba de Azul y no tan Rosa, junto a esta hubo otra película venezolana que me llamo mucho la atención verla, La Ley (Titulo completo: La Ley, el orden y el desorden), que junto a la otra producción anteriormente mencionada  prometían ser algo diferente de lo que estamos acostumbrados del cine nacional. No fue hasta hace unos días que tuve la oportunidad de verla y vengo a dejar todas mis impresiones en los siguientes párrafos…

Quiero comenzar hablando de los aspectos positivos del film,  primeramente su historia historia, bastante original y fresca; La Ley nos cuenta la historia de Pedro (Lucas Fuica), un juez español que se encarga de deportar inmigrantes y que aspira a altos cargos políticos, un día a Pedro le informan que su abuela, quien vivía en Venezuela, murió  y le dejo una herencia por lo cual debe viajar a Caracas para hacer todo los tramites correspondientes. Apenas pisa suelo Venezolano a Pedro le comienzan a ocurrir una serie de eventos desafortunados uno tras otro que lo llevaran a conocer a Fedora (Vanessa Mendoza) una chica que fue criada por su propia abuela. Tanto Pedro como Fedora pasaran por situaciones bastante incomodas causadas por la gran cantidad de “villanos” de esta historia, no sin antes que nazca el amor entre ellos.

Por lo descrito pueden imaginarse que estamos ante una comedia romántica, o al menos durante 3/4 del film (ya luego explicare porque digo esto), la verdad se cumple bien con el genero que se quiso manejar, durante toda la película hay escenas muy cómicas, los diálogos también muy bien logrados así como la gran cantidad de pintorescos personajes, los cuales la mayoría son bastante originales fuera de los típicos clichés que solemos  ver en casi todas las películas. Obviamente el humor esta enfocado mayormente en el publico venezolano, si no lo eres posiblemente no vas a entender muchos de los diálogos o situaciones de la misma, quizás podríamos considerar esto uno de los primeros fallos.

En cuanto a las actuaciones no tengo queja alguna, incluso puedo decir que estuvieron a la altura, en lineas generales muy bien, sobre todo destaco el trabajo de Vanessa Mendoza quien tengo entendido este es uno de sus primeros trabajos en la actuación y la verdad su desempeño me gusto, también el trabajo de Lucas Fuica quien pudo interpretar a un hombre serio pero que va evolucionando minuto  a minuto en la historia. En cuanto a escenografía, banda sonora, cumplen muy bien, nada memorable, pero un buen trabajo que no desentona en nada con la película.

Hasta aquí podemos ir haciendo una idea de que La Ley es una buena película, cumple en casi todos sus aspectos, y si, ciertamente lo es, desde que prácticamente comienza te vas a meter de lleno en la historia y en los personajes ya que todos los elementos logran cautivar la atención de publico poniéndote expectante de que ira ocurriendo mientras se desarrolla la trama. Sin embargo, hay dos principales detalles que me desagradaron totalmente y que me “frustraron” por así decirlo la experiencia final de la película.

El primer detalle sin duda alguna son los desnudos, si, durante la película hay algunas escenas de desnudos principalmente de la protagonista, y lo que no me agrado no era el hecho en si que estuvieran esos desnudos, sino que son desnudos que rayan casi en vulgar ya que se muestra mas de lo que se debe y a la final terminan desentonando totalmente de la película, incluso, hay una escena de sexo que si, es muy divertida y hace que la sala se revolucione de risa, pero aun así durante esta escena se muestra demasiado y de nuevo raya en lo vulgar. Desde mi punto de vista tuvieron que ser mas cuidadosos con estas escenas que parecieran que están porque si, o como suelen decir, “metidas con calzador”

El segundo detalle que no me gusto es que a la final la película se vuelve el típico y vulgar film venezolano de melandros, tiros y muertos. Como decía al principio estamos ante una comedia romántica, pero para el ultimo cuarto de película tiene un giro de 180 grados y estos elementos de vandalismo (que no seamos ciegos y realmente están durante toda la trama pero como elemento secundario) cobran mayor importancia y el elemento humor pasa a segundo plano. Para mi esto fue sencillamente darle una patada a todo el trabajo bien llevado de los 3/4 de la película y puedo decir que me dejo un muy mal sabor de boca cuando salí de sala

En conclusión puedo decir que La Ley es una muy buena película que pudo ser infinitamente mejor sino se hubiera dejado dominar por elementos del vulgar cine venezolano, no se despego por completo de ciertos cliches y como resultado muchos de aquellos que entren en la sala de cine esperando ver algo diferente van a salir con una sensación agridulce, por una parte tenemos un trabajo que si es diferente a lo que siempre nos ofrecen los productos nacionales, pero a su vez también se encontraran que en ciertos momentos cae en mas de lo mismo. Mas allá de todo eso La Ley es una muy buena opción para ir al cine, sobre todo con un buen grupo de amigos o familiares.

Anuncios