Si bien para mi es difícil decir cuál es mi videojuego favorito, a la hora de hablar de sagas ya no lo es tanto, y es que Kingdom Hearts es hasta hoy mi saga favorita. Si bien actualmente Square Enix se ha vuelto un verdadero desastre manejando sus más grandes franquicias (sobre todo Final Fantasy), al menos se han sabido mantener a la altura con esta saga, y no es de esperar menos al estar en las manos de Tetsuya Nomura, persona que ha estado a cargo de los mejores títulos que ha lanzado esta compañía estos años.

Para finales de Julio recibimos la última entrega, hasta ahora, de Kingdom Hearts, bajo el nombre de Dream Drop Distance para la plataforma Nintendo 3DS, y el cual ha levantado bastante polémica debido a la no traducción del juego para España (En el análisis que presentare a continuación no tomare en cuenta esto ya que de buenas a primeras adquirí la versión de USA). A continuación procederé a hacer un análisis basándome en  el argumento, apartado grafico y sonoro y jugabilidad del juego.

Historia

Una de las cosas por la cual la saga Kingdom Hearts ha sido algo “polémica” es por el hecho de que posee un gran cantidad de entregas Spin off (cinco en total, contando DDD) en contra de dos entregas de la saga numérica principal, sin embargo estas entregas en mayor o menor medida son importantes para la trama principal de la saga. Dream Drop Distance es sin duda junto a Birth by Sleep una de esas entregas que tienen un peso importantísimo dentro de la trama principal, ya que directamente continua los hechos donde quedaron en Kingdom Hearts II y Re:Coded: Ansem y Xemnas fueron derrotados, y eso solo puede significar una cosa, el regreso del Maestro Xehanort es inminente. Ante tal peligro Yen Sid decide poner a Sora y Riku a prueba para optar al título de Maestros de la Llave Espada y poder hacer frente a Xehanort cuando aparezca. La prueba consiste en sumergirse en el Mundo de los Sueños y cerrar siete cerraduras, sin embargo las cosas no serán del todo fácil cuando detrás de ellos  este un joven misterioso que trata de confundirlos y desviarlos de su objetivo.

Si bien es un argumento bastante simple, para el final del juego comenzaran a ocurrir diferentes giros argumentales totalmente inesperado que cambiaran crucialmente la historia de la saga y dejando ya todo servido para el hipotético capítulo final que será Kingdom Hearts III. En Dream Drop Distance también se resuelve en parte el problema de la mayoría de los Kingdom Hearts: La narrativa. En otros capítulos de la saga (a excepción del primero) la historia no avanzaba sino solo al principio, a la mitad y al final del juego, metiendo así los mundos de Disney como relleno. Aquí por el contrario, al final de cada mundo habrá diálogos importantes para la historia. Y hablando de mundos, habrá un total de 7 mundos, Traverse Twon (Ciudad del Paso), Le Cite Des Cloches (Inspirado en el Jorobado de Notre Dame), Prankster’s Paradise (Inspirado en Pinocho), The Grid (Inspirado en Tron Legacy), The Country of the Musketeers (Inspirado en los tres mosqueteros de Disney), Symphony of Sorcery (Inspirado en la película “Fantasia”) y The World that Never Was (El Mundo que Nunca Fue, proveniente de Kingdom Hearts II).

A pesar de que Sora y Riku son enviados a hacer el mismo examen, ambos tendrán que enfrentarlo por separado, es decir, el modo historia estará constituido por las dos historias paralelas de los protagonistas, y es aquí quizás donde denote el primer problema de este título, el Sistema Drop, el cual no es más que una barra que estará encima de la vida de nuestros personajes y a medida que los vayamos usando esta barra se irá gastando y al acabarse el personaje que estemos controlando se quedara “dormido” dando paso a que comience la aventura del otro personaje. Desde mi particular punto de vista esto es un fallo ya que puede interferir en la narrativa de la historia: Puedes estar en un momento crucial en la historia de Sora y de repente se te acaba el Drop y tienes que usar Riku y tienes que esperar a que se acabe el Drop de este para seguir los acontecimientos de la historia de Sora. Claro, puedes hacer Drop en cualquier momento, pero avanzar demás con un personaje puede dar como resultado un desequilibrio entre los dos. Lo ideal de este juego era plantearse dos modos historias como Chains of Memories, primero jugar con Sora hasta el final del juego y luego jugar la historia de Riku por separado para complementar la historia de Sora.

Apartado Técnico y Sonoro

Gráficamente Dream Drop Distance está a la par, gráficamente hablando, con las entregas de sobremesa, tal como lo hizo Birth by Sleep en PSP, sin embargo Dream Drop Distance está un paso adelante de este por una sencilla razón, si bien Birth by Sleep es gráficamente igual a Kingdom Hearts II y Re:Chains of Memories, este tenía que pagar un gran precio por ello, escenarios algo pequeños y carentes de detalles. Dream Drop Distance por el contrario nos presenta zonas de gran tamaño y llenas de detalles y elementos con que interactuar, resolviendo así otro gran problema de los Kingdom Hearts anteriores, ser excesivamente lineales y pasilleros. Así mismo destacar las animaciones de los ataques y magias, bastante bien logrados y fluidos, además de que muy pocas veces tendremos problemas de ralentización cuando hay una gran cantidad de enemigos en pantalla. Con este juego se deja ver el gran potencial que tiene esta nuevas consolas portátiles que muy poco tienen que envidiar a la generación pasada de consolas de sobremesa. Quizás como única pega tenga el poco aprovechamiento del efecto 3D, el cual mas allá de algunas escenas, resulta ser bastante anecdótico.

En el apartado sonoro la batuta vuelve a estar a manos de Yoko Shimomura, la cual también se encargo de poner la música a entregas anteriores y demostrando ser una genio de la música ya que las bandas sonoras de esta saga han sido varias veces destacada. Sin embargo esta vez Yoko no está sola, ya que cuenta con la colaboración de  Takeharu Ishimoto, otro gran y destacado compositor que estuvo involucrado en trabajos como The World Ends With You, Crisis Core, Dissidia y Dissidia 012, y también Tsuyoshi Sekito que también colaboro con Yoko en Kingdom Hearts Birth by Sleep. En la banda sonora vamos a encontrar un gran variedad de sonidos, que van desde la música clásica compuesta por Yoko y  Tsuyoshi como temas más pegajosos de JPOP (provenientes de The World Ends With You debido al cameo de los personajes de dicho juego en esta entrega) a mano de Ishimoto como temas con cierta influencia electrónica tambien compuestos por Ishimoto (Para mundos como The Grid). Destacar también el impresionante trabajo hecho en el mundo de Symphony of Sorcery donde las canciones de fondo son grandes piezas de música clásica y cada vez que luchamos en dicho mundo en vez de sonar los típicos sonidos de ataques, sonaran tambores y redoblantes que se unirán al ritmo de la melodía de fondo. Como era de esperar, en este apartado el juego sigue destacando con soberbia

Yoko Shimomura, Diosa de la Música

Jugabilidad

Kingdom Hearts Birth by Sleep llevo la jugabilidad de la saga a otro nivel con la inclusión de los Comandos, donde teníamos una gran variedad de ataques físicos y mágicos, y podíamos elegir entre todos ellos para personalizar nuestros personajes a nuestro gusto, cosa que en anteriores Kingdom Hearts no pasaba. Dream Drop Distance vuelve a recuperar el sistema de Comandos, encontrándonos con magias y ataques ya vistos en Birth by Sleep, así como varios ataques nuevos. Sin embargo no todo queda ahí, ya que en esta entrega se incluye el Flowmotion, que consiste en interactuar con ciertos elementos del escenario para ejecutar combos únicos, esto podría ser como el rebotar contra una pared, girar sobre un poster, o deslizarte por una saliente, dándole así más dinamismo a las batallas para que sean menos repetitivas y cancinas, teniendo una gran variedad de formas de afrontar una oleada de enemigos.

Ejecución del Flowmotion

En sustitución de lo que en otros juegos fueron nuestros fieles compañeros Donald y Goofey, en este Kingdom Hearts vendrán los Spirits a acompañarnos en batallas. Los Spirits son variantes de Dream Eaters (Come sueños) buenos, en contraposición de los Nightmare que son los monstruos con que lucharemos a lo largo del juego. A medida que avancemos iremos obteniendo diferentes récipes para crear varios Spirits cada vez más fuertes; sin embargo estos tendrán un papel mucho más importante que acompañarnos en batalla, ya que debemos criarlos y jugar con ellos, para ir teniendo más afinidad con ellos y ganen más LP que iremos gastando en sus respectivos tableros con el fin de ir mejorando los atributos de Sora y Riku así como darnos Comandos únicos para nuestros personajes. Así mismo cada Spirit tendrá una especie de Turbo que se irá cargando y de llenarse podremos hacer un ataque especial combinando con nuestros personajes y Spirits. Sin un gran añadido al cual le tendremos que dedicarlo su tiempo si no queremos que nuestros personajes se vean descompensados.

Spirits

En el apartado de minijuegos tenemos un coliseo bastante parecido al Coso Virtual de Birth by Sleep, pero donde pondremos a nuestros Spirits a batirse en duelo con otros, usando un sistema de combate bastante parecido al sistema de cartas de Chains of Memories. También tendremos los Dive, un minijuego que viene a ser una combinación de las Naves Gummi con los minijuegos del mundo de Winnie Pooh visto en otras entregas. Así mismo estarán los Portales que estaran regados por todos los mundos y el cual tendremos que enfrentar ciertas pruebas cumpliendo ciertos requisitos. Una vez pasada la historia tendremos la posibilidad de volver a luchar contra todos los jefes del juego pero aun más poderosos y también contra Julius, un jefe secreto. Este último no resulta ser tan colosal como otros jefes secretos de otras entregas, con nivel 99, una buena arma y buenos comandos ya es relativamente fácil vencerlos, en otros juegos jefes como Terra o La Figura Misteriosa aun con estos requisitos podían matarte con solo un par de golpes. Aun así Dream Drop Distance nos ofrece una gran cantidad de contenido extra tras termina la historia, que tiene una duración aproximada de 30 a 35 horas, pero si queremos completarlo al 100% tendremos que dedicarle hasta el doble o triple de esas horas.

 Conclusión

Kingdom Hearts Dream Drop Distance, si bien es otro de los tantos Spin off de la saga, podría ser bien considerado una entrega principal ya que resulta ser un titulo bastante completo y bien cuidado a la hora de desarrollarse. Nomura no es un tipo estúpido, sabe que el público quiere un Kingdom Hearts III pero al no ser posible este juego a corto plazo nos brinda entregas que desde mi punto de vista están por encima de las dos entregas principales, o al menos el caso de este juego y el Birth by Sleep. Pero como siempre digo, toda gran historia debe tener un final, y si bien Kingdom Hearts Dream Drop Distance es un gran titulo ya se va echando cada vez mas de menos una verdadera entrega principal de la serie porque ya no queda casi por donde pellizcar la historia para seguir sacando más productos. Sin embargo Kingdom Hearts Dream Drop Distance es un titulo bastante notable, con ciertos defectos pero que no impiden en lo absoluto ver que este juego es sin duda uno de los mejores que se pueden encontrar en el catalogo de Nintendo 3DS.

Lo Bueno:

– Historia profunda y bien trabajada

– Excelente apartado técnico y sonoro

– Las diferentes posibilidades que tienes para afrontar las batallas

– Todo el contenido segundario que ofrece el juego}

Lo no tan Bueno:

– El sistema Drop, se debió optar por dos modos historias, uno para cada personaje

– Se echa de menos un jefe opcional que de verdad pueda significar un reto como se ha visto anteriormente en otras entregas

NOTA FINAL: 9

Nomura Dios

Anuncios